Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
Con goles de Salgado y Garate, descuento de Agüero, el cuadro aurinegro volvió al triunfo en un partido que resolvió en el tramo final. El equipo de Héctor Tapia asumió el protagonismo realizando una aceptable primera etapa. Su próximo rival será Magallanes.

Siempre se ha dicho que las campañas de local sustentan las temporadas y de eso se hace eco Coquimbo Unido que entiende que los puntos que disputa en el Estadio Francisco Sánchez Rumoroso deben ser exclusivamente de ellos. La idea es convertir el reducto de El Llano en una especie de recinto inexpugnable para sus rivales de la Primera B, ya que el torneo comienza a entrar en la recta final y cualquier tropiezo a esta altura de la competencia, puede resultar perjudicial.

Así se lo hizo sentir el cuadro aurinegro a Cobreloa en la tarde de ayer en un partido válido por la fecha 19 del calendario oficial que presentaba no sólo el incentivo de volver al triunfo, sino que dar un salto que lo devuelva al liderato de la clasificación. Y lo hizo con categoría, en un triunfo que pareció escueto en el 2-1 y que en la cancha, en especial por lo ocurrido en el primer capítulo, debió tener una mayor diferencia que el tanto convertido a los 35’ por su joven figura Harold Salgado, quien, por fin, pudo vencer al portero Maxi Velazco, quien antes había evitado que Paredes, con una potente palomita, y Garate, en dos oportunidades, llegaran al gol.

Fue la cuarta oportunidad en esos primeros 35 minutos, que construía el juego asociado de los hombres aurinegros, que cada cierto tiempo, se acordaban que con rápidas triangulaciones y un juego asociado, dejaban la marca de los defensores loínos en el camino.

Es cierto que no podían con Velazco, la figura hasta ese momento, sin embargo, el golero minero no pudo hacer nada con el testazo del 27 Pirata, que marcaba la diferencia y la tranquilidad de un partido que necesitaba estar bajo el dominio porteño.

Sin embargo, al reiniciarse el segundo capítulo, el balón se de los pies de los barbones. Cobreloa, liderada por la zurda de Nicolás Maturana, comenzó a mostrar su extirpe y de no ser por Cano llegaban a la igualdad al cumplirse la hora de juego, cuando Ross conectó sin marca en el área y el trasandino estuvo soberbio para enviar al lanzamiento de esquina.

Sobre el final y con un equipo jugado, una rápida acción entre Pontigo y Garate permite al trasandino establecer el segundo tanto que aseguraba esos tres puntos, pese al descuento agónico de Agüero, devolviendo el primer lugar a un equipo que espera no salir más de esa posición.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X