• El vicepresidente de la Confederación Nacional del Comercio, Washington Altamirano, señaló que el gobierno debiese exigir a los bancos medidas concretas para ayudar a las pequeñas y medianas empresas.
Crédito fotografía: 
CEDIDA
Frente a un eventual nuevo anuncio por parte del gobierno de nuevas medidas económicas para ir en auxilio de las empresas y personas - a raíz de la parálisis económica generada por el COVID-19 - el histórico dirigente gremial ovallino, criticó el papel que ha jugado la banca, la que a su juicio, sigue sin entregar soluciones reales para alivianar la crítica situación que viven miles de pymes en la región y el país.

Crítica es la situación que viven las micro, pequeñas y medianas empresas de la región y el país, debido a la parón económico generado por el coronavirus.

Para enfrentar esta situación, el gobierno presentó hace unas semanas atrás, un plan de emergencia económica para ir en auxilio de éstas, ante la caída de las ventas y el cierre de locales. Medidas para asegurar la liquidez del sistema productivo mediante ayudas tributarias (postergación del pago del IVA, aceleración de pagos a proveedores del Estado, y suspensión de los pagos de PPM), fueron los ejes que buscaban dar un respiro a las empresas.

Con los días sin embargo, la constante expansión que ha alcanzado la pandemia y las medidas restrictivas que el gobierno ha debido imponer para evitar el contacto social, genera un escenario de mayor incertidumbre, pero aún más sombrío, sobre el destino de miles de empresas en los próximos meses.

En el contexto del comercio, probablemente la actividad - junto al turismo - más golpeada por la crisis, el vicepresidente de la Confederación Nacional del Comercio, y presidente de la Confederación Regional del Comercio, Washington Altamirano, expresa gran preocupación por lo que pueda venir de aquí en adelante.

Ahora, frente a un inminente nuevo anuncio por parte del gobierno de nuevas medidas económicas de emergencia, según revela Diario Financiero, Altamirano sostiene que se debe ir más allá de lo que se propuso en el primer plan.

“El gobierno ayudó con la postergación del pago de IVA o la suspensión del pago de PPM. Pero es sólo una suspensión. Se dice: no se paga el IVA. Pero qué va a pagar un empresario si no ha vendido nada. Además, está pagando arriendo por ejemplo. ¿Qué va a hacer? Se ofrecen créditos, pero los créditos hay que pagarlos de aquí a unos cuantos meses. Pero posiblemente en unos meses más, tampoco se van a poder pagar por la infinidad de deudas que van a tener”, sostiene el dirigente ovallino.

-¿Cuál es el eslabón más débil en medio de esta situación?

“Lo que nos preocupa es que va  pasar con aquel comerciante que no es dueño del local y arrienda. Qué pasa si esto se alarga más, teniendo en cuenta que hoy, esa persona  no está vendiendo nada o casi nada.

Todo el comercio está endeudado. Todo los días el comerciante va al banco a depositar su dinero para poder pagar los compromisos que tiene con anterioridad, porque cuando uno compra mercadería, uno no la vende al otro día: da cheques a 30, 60 y a veces a 90 días. Y en esa situación están miles de comerciantes en Chile. Y esos miles tienen trabajadores.

Pero le ponen como opción pedir un crédito al banco, crédito que lo van a tener que pagar en 6 meses más. Eso va a ser inviable porque en esos 6 meses, a esa persona le van a protestar un montón de cheques, pues no tiene ingresos”.

-Pero entonces ¿hacia donde debiese apuntar un paquete de medidas adecuada para auxiliar al pequeño comercio y a las pymes?

“Para enfrentar la crisis el Estado debe ‘apretar’ a los bancos.

Por ejemplo, el BancoEstado va a tener que abrirse a ayudar a esta gente que tiene problemas, porque si no, los pequeños empresarios, de aquí a 6 meses, no van a poder reiniciarse, pues van a estar abrumados por deudas vencidas y protestos. Hay comerciantes que no tienen espaldas financieras, y viven el día a día, y esos son muchos.

Aquí tiene que haber una voluntad de todo el espectro político de buscar soluciones”.

-¿No han estado a la altura de la situación los bancos?

Es que la banca es un negocio. Yo voy al banco, deposito ‘X’ plata, y me dan un 0,2% de interés. Pero si les pido plata –no siendo mal cliente- me van a prestar al 0,7 o al 0,8%. ¿Pero, y al pequeño comerciante que no tiene buen respaldo financiero, por ejemplo? A esa persona le están prestando sobre el 1%. Te ofrecen un capital de trabajo, pero terminas pagando más del doble (en interés). Eso no puede ser.

Por eso el Estado tiene que poner un límite, más aun cuando estamos viviendo problemas graves, que en el caso del comercio viene sufriendo desde octubre. Llevamos meses con graves problemas”.

-¿Cree que producto de esta crisis varias pymes puedan quedar en el camino?

“Pero si ya está quedando gente en el camino, gente que está a punto de cerrar. Están vendiendo lo poco que les queda de mercadería porque necesitan comer, y no están pensando en pagar, pues no les da para pagar.

Lo que venden en el día es para sustento de ellos, del empresario y su familia. Y una vez que se termine la mercadería, no van a tener más opción que bajar la cortina, no más.

Mucha gente no está vendiendo ni el 20% de lo que vendían antes. Y con ese 20% es imposible que una persona subsista y pueda pagar a sus trabajadores, no pueda pagar arriendo, ni pueda hacer nada”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X