• El principal factor limitante para el desarrollo del sector silvoagropecuario, es la disponibilidad de agua.
  • Autoridades regionales y asociaciones privadas generarán un trabajo en conjunto para atajar la sequía en la zona.
Crédito fotografía: 
Cedida
Generar un programa de transferencia tecnológica para productores agrícolas ajustado a la realidad y potencialidad local, que permita aplicar nuevos conocimientos y herramientas para mejorar la eficiencia en el uso del agua, es el objetivo de la iniciativa.

El principal factor limitante para el desarrollo del sector silvoagropecuario, es la disponibilidad de agua. La disminución de las precipitaciones, la menor acumulación de nieve, aumento de la temperatura, entre otros factores, hace necesario buscar soluciones inteligentes, para realizar una gestión optima del riego, utilizándose de forma más eficiente los recursos productivos agua, energía y fertilizante en los predios, produciendo más con menos.

Para el año 2050 serán 9.500 millones de habitantes a nivel mundial, y en Chile se proyectan 21 millones (proyecciones del informe Perspectivas de población mundial 2017, del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales (Desa) de la ONU), lo que generará un aumento en un 70% más de alimentos y habrá que producirlos con menos tierras y menos agua, por lo que la eficiencia es el gran desafío que tendrá el país. 

Bajo este escenario nace la idea de generar una alianza público – privada que permita ejecutar un plan y programas, que buscan materializar aspectos más productivos, cuya esencia es aplicar tecnologías, a través de un trabajo con profesionales provenientes de las 120 empresas que forman parte de la Asociación Gremial de Riego y Drenaje.

“No podemos seguir elaborando más estudios, la escasez hídrica avanza a pasos agigantados y debemos tener la capacidad de enfrentarla”, Rodrigo Órdenes, seremi de Agricultura.

Una iniciativa concreta

La iniciativa da sus primeros pasos con una reunión que sostuvo en la ciudad de Santiago, el Seremi de Agricultura Rodrigo Órdenes con Felipe Martin, presidente de AGRYD y el gerente general de la organización José Luis Morán. De acuerdo a la autoridad regional, es tiempo de ejecutar, de poner manos a la obra. “No podemos seguir elaborando más y más estudios, la escasez hídrica avanza a pasos agigantados y debemos tener la capacidad de enfrentarla con un uso más eficiente del recurso hídrico e incluyendo nuevas tecnologías que nos permitan producir de mejor manera, con mayor calidad y con menos agua”, explicó. Para lograr esto, es necesario trabajar a partir de un plan de acción, que levantarán junto a AGRYD, para así adquirir las herramientas más adecuadas para instruir a los agricultores de la región.

Por su parte el presidente de la AGRYD, Felipe Martin, se refirió a la importancia de este plan que busca generar instrumentos que sean de fácil implementación para los agricultores. “Tenemos un gremio que cuenta con 120 empresas que son especialistas en agua, la idea es a partir de él, armar un equipo de trabajo con profesionales que permita confeccionar este plan y los más importante que tenga bajos costos en su implementación para los agricultores”, dijo.

A esto mismo, se refirió el gerente general de AGRYD, José Luis Morán, quien destacó la importancia de generar este programa que busca beneficiar el desarrollo de la agricultura en forma sustentable, y señaló que en la reunión salieron ideas interesantes. Entre ellas algunas relacionadas con la educación, la transferencia tecnológica y el desarrollo de algunas actividades que sean demostrativas. “La idea es poder hacer un plan estratégico que permita cubrir desde la gestión del agua hasta la aplicación de agua en comunidades pequeñas. Es un gran desafío, una gran oportunidad para la agricultura familiar campesina”, indicó.

 

Especialistas en Riego

Uno de los objetivos de este plan es generar un programa de educación, similar al trabajo que AGRYD realiza con el Liceo Agrícola El Carmen de San Fernando en la Región de O’Higgins, denominado Programa de Especialización para Operadores de Sistemas de Riego, que enfatiza la importancia del buen uso del agua y de la energía en el proceso del riego, y esto acompañado con la creación de un laboratorio de Hidráulica y Riego, con tecnología de punta y con diversos sistemas de regadío en terreno, cuya finalidad es capacitar a los futuros técnicos agrícolas, agricultores y profesionales del sector, a través de diversas actividades como seminarios y cursos.

Esta modalidad ha permitido el egreso de 5 generaciones de estudiantes, quienes finalizan sus estudios con el certificado de especialistas en riego.

Buscan replicar modelo en centros educacionales de la región

Según los especialistas, esperan replicar este proyecto en la región en los distintos establecimientos rurales. “Lo interesante también es poder replicar lo que AGRYD hace con una escuela rural de San Fernando, donde se forman especialistas en riego, alumnos que salen de cuarto año de una escuela agrícola”, comentó José Luis Morán de AGRYD.

Un gran desafío, pero a la vez una gran oportunidad, así se refirió el Seremi de Agricultura Rodrigo Órdenes ante la posibilidad de replicar este curso en la malla curricular de los establecimientos rurales de la región. “Es una gran apuesta, que, si vemos los resultados obtenidos en San Fernando, podemos apreciar que trae consigo importantes logros, que da un valor agregado a los establecimientos”, concluyó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital