Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
La consejera regional y militante de la UDI considera que el presidente regional de su colectividad debería dar un paso al costado. Esto, tras la polémica por la desvinculación del delegado presidencial por criticar el nombramiento de un seremi, lo que terminó en la renuncia de parte de la dirigencia del gremialismo en la zona. Asimismo, advierte que muchos militantes podrían dejar el partido.

La consejera regional de la UDI, Paola Cortés Vega, en entrevista con diario El Día dio cuenta de su labor en el CORE, pero también se refirió a la crisis que está viviendo su colectividad en la dirigencia regional, donde, según su parecer, el presidente Óscar Tapia debería renunciar.

Asimismo, mencionó que hay militantes que podrían irse del partido, situación que incluso ella está reflexionando.

-¿Cuál es la importancia que le asigna a la labor de consejera regional?

“A pesar que es una labor que pasa un poco desapercibida es muy importante, porque somos quienes asignamos los recursos en la región. Si bien cuando hay un proyecto que se lleva a cabo y finaliza, pasa como que el alcalde tuviese todo el protagonismo, quienes han estado detrás de respaldar esas iniciativas son los consejeros regionales”.

-¿Coordinan el trabajo con otros consejeros de su partido como Cristián Rondanelli, por ejemplo, o actúan por separado?

“Actuamos por separado. Tenemos un whatsapp que es de coordinación, pero yo tomo mis decisiones en forma personal e independiente”.

-¿Cómo analiza la reasignación de recursos para crear empleos por el tema de la sequía. No cree que es, como dijo Ángela Rojas, que en el fondo no fueron capaces de realizar el trabajo y es para no devolver los recursos al nivel central?

“Hasta el año 2018 el proempleo se financiaba a través del Ministerio del Trabajo. Cuando asumo como consejera regional se nos indica que el proempleo se iba a acabar y tuvimos llamados de varios alcaldes y decidimos apoyarlo con presupuesto del FNDR, pero se quedó de hacer gestiones al nivel central para que eso solo pasara el 2018. Gestiones que no se realizaron o no tuvieron un buen final y seguimos financiando el proempleo. Ahora, cuando el exdelegado presidencial estaba haciendo gestiones para pedir ese presupuesto a nivel central, el equipo de la goberadora Krist Naranjo nos presenta esto, que se iban a reasignar 6 mil millones de pesos del proempleo, que es una gran noticia, porque el IFE se va a terminar y la gente ya no quiere que le den una cajita y porque, además, la ejecución presupuestaria que hay hoy día no alcanza a ser del 50%. También va a estar financiado por un año y no por seis meses”.

-¿A usted le molestó que esa reasignación no pasara por comisiones y fuera anunciada por la gobernadora?

“Yo felicité la iniciativa, porque creo que es muy buena, porque sería una vergüenza que la región no cumpliera con la ejecución presupuestaria y tuviéramos que devolver los dineros, y el próximo año nos asignaran menos presupuesto, pero es la forma (como se hizo), creo que es la inexperiencia y no quiero pensar que se hizo de mala forma”.

-Usted y Marco Antonio Sulantay tuvieron una pugna por ser presidentes del CORE, lo que fracasó y continuó en el cargo Adriana Peñafiel, ¿qué experiencia saca de eso?

“No me arrepiento de mi actuar, me sirvió para darme cuenta de la gente que me rodeaba en mi partido, porque cuando se hablaban algunas cosas yo pensaba que era entre adultos y que los compromisos se cumplían y ahí me di cuenta de que había personas en las que uno no puede confiar”.

-¿Se refiere a Sergio Gahona?

“Sí, específicamente al diputado Sergio Gahona, porque en esa reunión cuando se me nombra como que yo sería la sucesora de Adriana Peñafiel, había muchos más integrantes y cuando les empecé a preguntar, nadie se acordaba de nada”.

-En lo político ¿cómo analizó el nombramiento y salida del seremi de Medio Ambiente?

“Yo creo que es lo mejor que pudo pasar, porque no estaba en la terna y hubo alguien que transparentó esta información, que fue Pablo Herman, que le costó su salida del Gobierno. Pero yo me pregunto, ¿es la primera vez que pasa esto, que alguien se atreva a decirlo públicamente o había pasado antes? Esto nos deja en muy mal pie a todos los políticos, porque hoy día la gente está cansada del actuar político, está muy desconfiada y tiene poca credibilidad en nosotros. Y esto acentúa más ese malestar que hay en la ciudadanía”.

-¿Cómo ve la situación que enfrenta la UDI en estos momentos tras el despido del delegado presidencial?

“Acá, esto es un hecho bochornoso en que la UDI se ve nuevamente enfrentada, no solo por la salida de Pablo Herman, porque, personalmente, creo que venía realizando un muy buen trabajo, valorado por todos los alcaldes de nuestra región. Cuando se saca a alguien del gobierno uno espera que tenga mala evaluación y no que sea porque transparenta cómo se realizan los procesos”.

-¿Cree que el presidente de su colectividad debiera renunciar cuando ya se fue parte de la mesa directiva?

“No es que crea que deba renunciar, es la responsabilidad de él renunciar, porque si se va parte de la directiva, es porque no se está haciendo un buen trabajo. No puede presidir una directiva sin tener vicepresidenta ni secretario”.

-¿Usted como militante le pediría que dejara su cargo?

“Yo le hago un llamado a que deje su cargo, que sea en pos de la unidad del partido y de poder reestructurarlo, de poder sentarse, decirnos las verdades, buscar a alguien que tenga un verdadero liderazgo y que, ojalá, pueda volver a levantar este partido. Porque yo aún creo que podemos hacer un trabajo social con la gente”.

-¿Usted le creyó a Pablo Herman que había sido el poder del diputado Sergio Gahona el que puso en el cargo al seremi de Medio Ambiente?

“Por supuesto, creo en Pablo Herman y además valoro el trabajo que él hizo, porque llegó en un momento a la intendencia donde había que ser muy valiente para hacer los cambios que hizo. Creo que eso le pasó la cuenta y por eso no tuvo apoyo de los diputados de nuestro sector”.

-Y con tantos heridos al interior de la UDI ¿cómo debería reestructurarse el partido, más allá de la eventual renuncia del presidente?

“No sé si renunció o está por renunciar la vicepresidenta, el secretario y varios militantes también que están pensando en renunciar al partido. Eso es algo que yo vengo pensando desde hace algún tiempo. No es una decisión que haya tomado, pero ojalá existiera la oportunidad de que una varita mágica tocara a alguien del partido y nos volviera a encontrar, a sentarnos y hablarnos con franqueza para buscar lo que hoy día quiere la gente, que estemos en la calle, que los escuchemos, que seamos la UDI popular”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X