Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Busca establecer un mecanismo electoral en el cual ciertos grupos de personas, incluidos adultos mayores y población en situación de discapacidad, realicen su sufragio antes de la fecha oficial de los comicios.

Por: Paula Garviso 

El 05 de enero la Sala de la Cámara de Diputados aprobó en general el proyecto que modifica la ley N°18.700 para habilitar el voto anticipado de electores que por diversas razones tengan dificultad o imposibilidad para trasladarse a ejercer su sufragio.

El martes 19 el ministro Secretario General de la Presidencia, Juan José Ossa, informó a la Comisión de Gobierno Interior las indicaciones sustitutivas emitidas por el Ejecutivo. Dentro de estas se acotaba el grupo de quienes podrían optar al voto anticipado: sólo aquellas personas que tengan 70 años o más, las embarazadas, quienes tuvieran algún tipo de discapacidad, aquellas con pensión de invalidez y los miembros de las Fuerzas Armadas y de Orden de Seguridad Pública. Así, se excluiría a las personas que se encuentran privadas de libertad y quienes estén cumpliendo cuarentena. Además se plantea que el voto debe realizarse un día antes de la elección, con previa inscripción, entre otras modificaciones que fueron criticadas por los parlamentarios.

Raúl Saldivar, diputado por la Región de Coquimbo e integrante de la comisión enfatiza que las indicaciones presentadas no están a la altura de las expectativas que se tenían. “Reduce los días de anticipación, plantea, que bajo esta metodología las personas no pueden participar en una elección primaria. (…) Pero quiénes pueden hacerlo, ahí hay uno de los principales problemas, ya que se restringe el universo. Esto significa que seguirían marginados, a pesar que el compromiso que debiera tener el Estado es dar todas las facilidades”, expuso.

Del mismo modo, el diputado Pedro Velásquez sostuvo que “lo importante es que el proyecto que está en la Comisión, mañana (hoy) sea despachado. Si el Gobierno le coloca suma urgencia, el Senado va a tener que hacer funcionar esto. Lo fundamental es que si logra es hacerlo bien, es algo muy deprisa y apurado, pero el Gobierno desea llevarlo a efecto en el mes de abril, nosotros no nos vamos a oponer porque el objetivo principal es llegar a un grupo cercano de cuatro millones de personas que no votan, por las situaciones planteadas”.  

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X