Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El presidente local del gremialismo criticó los dichos de la consejera regional, Paola Cortés, quien solicitó su renuncia en pos de la unidad del conglomerado. En ese contexto, aseguró que “ella representa las malas prácticas políticas que hay que erradicar”. Además, señaló que “he obrado de manera limpia y transparente” aunque reconoce que ante las crisis recientes del partido “no podemos tapar el sol con un dedo”.

Días difíciles se han vivido al interior de la UDI, luego de conocerse desavenencias entre los miembros de la mesa directiva regional, a la cual renunciaron Alejandra Valdovinos a la vicepresidencia y Cristian Smitmans, como secretario general del partido.

A su vez, se suman los efectos políticos de la renuncia de Pablo Herman a delegación regional, la fallida llegada de Mario Aros a la Seremi de Medio Ambiente y los presuntos vínculos con el diputado, Sergio Gahona.

Uno de los hombres que está en “el ojo del huracán” es el presidente regional de la UDI, Óscar Tapia, quien respondió a duros emplazamientos. Uno de los más fuertes fueron de parte de la consejera regional, Paola Cortés, quien públicamente a través de diario El Día hizo un llamado para que “diera un paso al costado en pos de la unidad del partido”.

-¿Cómo digiere estos dichos de parte de Paola Cortés?

“En primer lugar, quiero agradecer las diversas muestras de apoyo y los múltiples llamados y mensajes, de muchos militantes manifestándome su apoyo, no sólo hoy, sino que en los últimos días, desde que comenzaron a ocurrir estos lamentables hechos. Yo estoy muy tranquilo, porque nosotros ganamos unas elecciones internas absolutamente legítimas y de manera muy democrática. Por lo tanto, creo que si Paola Cortés o cualquier otro militante no está de acuerdo con la conducción que ha habido en el partido hasta el minuto, están en su legítimo derecho, pero es en los procesos eleccionarios donde deben manifestar esa diferencia. En ese contexto, los invito a que participen de las elecciones internas cuando corresponda. Recordemos que fue la misma Paola Cortés la que compitió conmigo en la elección pasada. Por tanto, hay que hacer un poco de historia y ver desde donde provienen las críticas”.

-¿Considera que Paola Cortés debería renunciar a su militancia?

“Si Paola Cortés o quien quiera que sea se siente tan incómodo en la UDI, entonces que renuncie al partido. Ella lo ha manifestado tanto de manera pública como privada. No debe esperar a si gana o pierde una elección para tomar una decisión, porque de lo contrario da la sensación que está utilizando a la UDI para sus intereses. Por lo tanto, si no está a gusto, la puerta está abierta. Yo lamento lo que hace, porque esto representa a las malas prácticas políticas que debemos erradicar. Recordemos que ella fue la responsable de que la UDI perdiera la presidencia del Consejo Regional, hace tres años atrás, y tampoco fue capaz de apoyar a la coalición que respaldó al candidato a alcalde por Coquimbo en las últimas elecciones municipales (Pedro Antonio Castillo), faltando a los acuerdos ”.

-¿Cómo analiza la situación de la bajada de integrantes de la mesa directiva de la UDI?

“Al interior de una casa, siempre hay diferencias. Aunque yo puedo compartir el fondo de algunas de las críticas que hace el exsecretario general, Cristian Smitmans, y de la exvicepresidenta, Alejandra Valdovinos, creo que la forma no es la adecuada, porque la mejor forma de hacer política es desde adentro. Lamento la salida de Alejandra, a quien he apoyado de todas las maneras que te puedas imaginar, pero se trata de una decisión muy personal”.

-Recordando el episodio de Mario Aros, ¿concuerda con una de las razones de Alejandra Valdovinos para dejar el partido, que señaló que la UDI le dio vuelta la espalda a las mujeres de la región?

“Yo no lo veo así. No está en duda, en ningún caso, la condena irrestricta a todo tipo de violencia de género. Insisto, Mario Aros no tiene una condena en su certificado de antecedentes; sin embargo, tuvo una denuncia y pienso que no fue sopesada ni dimensionada en su minuto, y es una autocrítica que tenemos que hacer”.

-Se ha hablado de opciones para el cargo de delegado presidencial. Por la UDI suenan Ignacio Pinto e Iván Espinoza (delegado subrogante) ¿Considera usted esas alternativas?

“Estas son decisiones que le corresponden al Presidente de la República. Es él quien puede designar o solicitar la renuncia en ese caso. Los nombres que suenan son todos muy buenas opciones.  Lo más importante es que el nuevo delegado sea alguien que trabaje activamente por recuperar la unidad del partido y de la coalición, del sector y tender puentes importantes. Creo que los candidatos que suenan dan esas garantías. Lo que busco es recuperar la unidad de la UDI”.

-¿La delegación presidencial debería seguir en manos de la UDI?

“Así es, estamos trabajando para que la delegación presidencial siga en manos de un militante de la UDI. Sin embargo, esta es una decisión que corresponde al Presidente de la República. Nosotros podemos sugerir, pero hasta ahí llegan nuestras atribuciones”.

 

Críticas que vienen desde RN

En horas de la mañana de ayer, en el espacio “Abriendo El Día” de El Día TV, Vinka Pusich, secretaria regional de Renovación Nacional, señaló que “en la UDI falta un liderazgo claro y que a la hora de tomar decisiones como bloque, siempre terminan pesando presiones, como la del diputado Sergio Gahona. Finalmente, la UDI tiene muy poco peso a nivel local”.

-¿Cómo responde a las críticas de sus propios compañeros de ruta?

“Hay que “cortarla” y dejar de hacer leña del árbol caído, buscando una nota en el diario o una cuña en la radio a partir de una situación coyuntural muy lamentable. Se debe terminar con estas situaciones como las que usted me señala, en las que han caído Paola Cortés y Vinka Pusich. Los liderazgos se demuestran de distintas maneras, y sobre todo ganando elecciones. Además, con valentía, con coraje y consecuencia. Yo he obrado de manera limpia y correcta, y yo voy a hacer todos los esfuerzos para recuperar el sitial que la UDI se merece. Estoy dispuesto a cargarla sobre mis espaldas si es necesario”.

-¿En ningún caso piensa dar un paso al costado?

“Insisto, esta es una dificultad, estoy seguro que sabré salir adelante junto con las personas que me acompañan en la directiva para abordar en forma madura esta complejidad. Quiero recuperar la unidad del partido”.

-¿Cuánto daño le ha generado a su gestión y a la UDI el caso Papaya Gate, la salida de Lucía Pinto y las recientes situaciones?

“Creo que uno no puede tapar el sol con un dedo. Es evidente que se trata de hechos lamentables, que nunca hubiese querido que ocurrieran. Después de la guerra todos somos generales, pero voy a seguir mirando de frente a la ciudadanía y a todos los militantes de mi partido. Quiero trabajar para recuperar la confianza de las personas, y para eso debemos llevar este discurso a la acción. No quiero ni la polémica ni la cuña fácil, no estoy para eso”.      

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X